Home > > > > IMDEA-CSI: Investigando en la escena del crimen en la Noche Europea de los Investigadores de Madrid 2017

IMDEA-CSI: Investigando en la escena del crimen en la Noche Europea de los Investigadores de Madrid 2017

IMDEA-CSI: investigando en la escena del crimen en la  Noche Europea de los Investigadores de Madrid 2017 

El misterio fue resuelto. Gracias al trabajo de la policía científica y de los investigadores de los Institutos IMDEA, pudimos descubrir al culpable del robo que terminó con una víctima en la morgue.

Según la policía, lo tuvieron mucho más fácil de lo normal, porque además del magnífico análisis de las pruebas que hicieron los investigadores de IMDEA, ¡el culpable confesó! No hizo falta ni esposarle.

La de este año fue la octava edición de La Noche Europea de los Investigadores de Madrid en la que participaron los investigadores de los Institutos IMDEA. Y por tercer año consecutivo, el escenario escogido fue la Residencia de Estudiantes de Madrid. La Noche Europea de los Investigadores de Madrid es un proyecto europeo de divulgación de la ciencia que en nuestra comunidad coordina la Fundación para el Conocimiento madrimasd.

Juan Pedro Fernández y Daniel del Pozo (IMDEA Materiales) utilizaron técnicas de simulación de resistencia de materiales para descubrir, sin “destrozar” la prueba, que el culpable utilizó una lanza térmica para abrir la caja fuerte cuyo contenido había sido robado.

 

 Álvaro Somoza (IMDEA Nanociencia) e Isabel López (IMDEA Agua) analizaron el ADN de muestras de sangre y cabellos gracias a lo que pudimos saber que en la escena del crimen había sangre de dos individuos, uno de ellos la víctima y otro el posible asesino; y que este último tomaba medicamentos para bajar su colesterol.

 Susana Molina e Isabel Espinosa (IMDEA Alimentación) confirmaron las primeras impresiones de sus compañeros: tras analizar el ADN de las muestras que no correspondían a la víctima (sangre y epiteliales bajo las uñas), comprobaron su tendencia genética a tener alto el colesterol y su intolerancia a la lactosa.

Y el cerco se fue estrechando sobre el culpable. Patricia Horcajada (IMDEA Energía) analizó a fondo las tijeras encontradas en la escena del crimen y un trozo de material incrustado en la herida de la víctima y dio argumentos científicamente irrefutables de que el pedazo de material de la herida coincidía con el trozo que le faltaba al arma del crimen.

 Narseo Vallina (IMDEA Networks) y Juan Caballero (IMDEA Software) con su análisis del móvil de la víctima, recuperando fotos y chats borrados, reconstruyendo los lugares que había visitado en los últimos días,… dejaron sin posible escapatoria al culpable.

El culpable, al verse sin salida, tuvo que confesar. Todas las pruebas le acusaban, y se derrumbó sobre el escenario. El asesino ¡había sido uno de los investigadores de IMDEA! Juan Pedro Fernández lo contó todo. Hacía tiempo había desarrollado junto con la víctima un nuevo material mucho mejor que el grafeno. Juan Pedro quería cedérselo a la humanidad de forma altruista, mientras que la víctima pretendía hacerse rico vendiendo la patente. En un intento desesperado por evitarlo, Juan Pedro fue por la noche a casa de la víctima para robar los cuadernos de laboratorio que la víctima guardaba en su caja fuerte, en los que sabía que estaba parte de su trabajo. Mientras abría con una lanza térmica la caja fuerte, sin preocuparse mucho del ruido, pues pensaba que la víctima estaba fuera de casa, fue sorprendido por ésta. Se inició entonces una fuerte discusión durante la que la víctima se precipitó sobre él intentando golpearle; Juan Pedro se defendió y sin pensarlo siquiera, cogió unas tijeras que había sobre la mesa del despacho de la víctima y se las clavó.

Al inspector de la policía científica José Antonio Rodríguez y sus dos compañeros, el subinspector Fernando Álvarez y el oficial Julián Blanco, que habían estado recogiendo las pruebas en la escena del crimen y explicando cómo se trabaja con ellas, poco les costó “detener” a Juan Pedro, que de buen grado se comprometió a no hacerlo más.

Medio en broma medio en serio, con un rigor científico y policial indudable, los investigadores de IMDEA y los miembros de la policía científica de IMDEA-CSI mostraron que la investigación hecha en los laboratorios “sale a la calle” en muchas ocasiones, entre ellas, a la escena de un crimen para ayudar en la labor policial.

COLABORA FINANCIA ORGANIZAN

Este proyecto de La Noche Europea de los Investigadores de Madrid está financiado por el Programa Marco de Investigación e Innovación Horizonte 2020 bajo las Acciones Marie Sklodowska-Curie de la Comisión Europea. DG-EAC. Comisión Europea, bajo el Acuerdo de subvención número 721631.